Jim Fingar

“He dejado de estar sordo al español, por tanto, comprendo mejor y ya sé cómo lo tengo que repetir”

AÑOS DE ESTUDIO DEL ESPAÑOL

+12

PROBLEMA

Quería subir de nivel y mejorar la pronunciación pero no sabía cómo.

RESULTADOS

Ha transformado su español. Ha reducido su acento, ha multiplicado su fluidez y ha aumentado su confianza.

¿Quién es Jim?

 

Jim es un jubilado de EEUU al que le apasiona todo lo relacionado con el español y la cultura hispana.

¿Por qué apostó por Spanish Pronunciation Academy?

Se encontraba atascado en sus estudios y no sabía cómo subir de nivel. Además, quería mejorar su pronunciación; había probado varios cursos de español, y en todos le pedían: “Escucha y repite” pero al tener su español bloqueado no sabía cómo repetir, a qué debía prestar atención para hacerlo bien.

Resultados Conseguidos

Jim es un estudiante modelo: inteligente, curioso y concienzudo. Ha aprendido todo lo básico sobre la prosodia en español. Esto le ha permitido mejorar muchísimo su comprensión del español informal y poder imitar el español que escucha. Además, ahora conoce los errores de pronunciación típicos de los angloparlantes y sabe cómo evitarlos.

Ha conseguido adelantar varios sonidos clave, por lo que ha mejorado toda la base de articulación. Eso le proporciona una comodidad al hablar que hace que converse con más fluidez. Y ahora disfruta más de sus conversaciones e interacciones en español.

Es capaz de notar elementos de pronunciación característicos de algunos dialectos, lo cual hace que pueda comprender mejor sin despistarse por esos elementos. Es capaz de notar más claramente las pausas y la entonación, y ha empezado a imitar a sus amigos/as.

La clave del éxito

Para Jim una de las claves fue comprender las diferencias de la fonética inglesa y española. Comprender lo que estaba haciendo mal a causa de las interferencias de su lengua materna fue un antes y un después. Como él mismo dice, “dejó de ser sordo al español”. Su oído se abrió a los sonidos, al ritmo y a la melodía del español. Gracias a las actividades de escucha y práctica controlada y nuestro feedback, su español sufrió una transformación total.

Cambiar la pronunciación de algunos fonemas clave del español hizo que ganara propiocepción y control, y que su boca se moviera más cómoda y precisamente al hablar español.

Algo clave también fue la progresión que hizo al comunicarse con Alexandra: empezó escribiendo todo lo que quería grabarle en audio, no podía hablar espontáneamente mientras prestaba atención a la gramática, vocabulario y la nueva pronunciación. Poco a poco, esos textos que preparaba pasaron a “un guion”. Y con la constancia y práctica diaria, se transformaron en habla espontánea manteniendo un nivel de corrección y control de pronunciación estupendos, dingos de admiración

¿A QUIÉN LO RECOMIENDA? ¿POR QUÉ?

Recomiendo SPA a todo aquel que quiera entender cómo funciona la pronunciación del español y necesite a una profesional que le corrija y guíe en todo momento.